Añadir clientes en grupos de WhatsApp, ¿por qué no deberíamos hacerlo?

  Que WhatsApp es una potente herramienta para la comunicación es algo más que demostrado. Pero una cosa es facilitar el contacto con el cliente y otra muy diferente utilizar la aplicación de mensajería para el marketing. Algo que nos puede llevar a crear grupos de clientes en WhatsApp, algo que nunca deberíamos hacer. Lo primero que tenemos que tener claro es que si utilizamos esta red para lanzar promociones necesitamos el consentimiento expreso de los clientes. Y puede que no lo tengamos recogido. No es lo mismo que nos envíen un correo que nos envíen un mensaje a nuestro teléfono. Parece que no, pero es mucho más invasivo lo segundo. Por otro lado si utilizamos WhatsApp con nuestra cuenta personal estamos infringiendo los Términos y condiciones del servicio. Esto puede llevar a que si abusamos de esto y se reciben quejas nos puedan quitar o bloquear la cuenta, lo que puede ser un problema todavía mayor. Por último, si incluimos a varios clientes en un grupo estamos infringiendo el RGPD, puesto que no hay manera de que los teléfonos de los clientes no se muestren para todos los miembros del grupo y dicho número es un dato personal. Por lo tanto, tenemos un problema grave que puede llevar a la AEPD a sancionarnos. Por eso antes de lanzarnos a llevar una campaña de marketing por este método de forma personal, mejor consultar con expertos que nos asesoren. A veces es incluso mucho más efectivo contratar el envío de SMS para hacerlo, ya que es un canal hoy en día mucho más limpio de ruido de conversaciones y donde el cliente puede prestar más atención a nuestra...

Apología de la privacidad en la era del Gran Hermano

La existencia de mecanismos efectivos de cumplimiento y el trabajo de las autoridades de control independientes en materia de protección de datos son dos elementos muy importantes para la salvaguardia de nuestros derechos y libertades   La dicotomía entre el «ver» y el «ser visto», planteada en el panóptico de Bentham como dispositivo de automatización del poder de quien ve sobre quien es visto, tiene su consumación en la observación fría y tecnológica a la que se refiere el profesor universitario Ryan Calo en su ensayo El dron como catalizador de privacidad hace casi una década y que representa la dimensión menos humana de la sociedad digital. Esta vigilancia es, en unos casos, manifiestamente evidente —cámaras, drones o robots—, y en otros es, en principio, imperceptible para el ojo humano —vigilancia en línea, geolocalización, sensores inteligentes o dispositivos de uso cotidiano—. Con ello, no estamos hablando de un futuro distópico, sino del presente. En 2011, los expertos Peter Swire y Kenesa Ahmad acuñaron el término «Edad de Oro de la Vigilancia», acogido por la organización internacional Human Rights Watch para aludir a la vigilancia en línea como herramienta de laminación de derechos humanos. El derecho fundamental a la protección de datos personales se erige, frente a dicho ejercicio tecnológico de poder, en un instrumento al servicio de los ciudadanos europeos para la garantía de la dignidad y de la libertad vinculadas a la propia naturaleza humana a través del control de su información personal. El autor Jesús Colomina dibuja en su reciente obra Animal (2018) un escenario en el que un hombre renuncia a su condición jurídica de persona y, con ello, a los derechos y libertades que le son inherentes....
Registro de jornada y derecho a la protección de datos

Registro de jornada y derecho a la protección de datos

Más allá de la novedad que supone la obligación de registrar la jornada de trabajo desde el pasado 12 de mayo y las numerosas dudas que han surgido en torno a su alcance, un aspecto estrechamente conectado y que no conviene desconocer es el necesario respeto al derecho a la protección de datos. No en vano tanto los datos almacenados en los dispositivos de control como los generados por los mismos constituyen datos personales en la acepción del artículo 4 del Reglamento 2016/679, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE -en adelante RGPD-. De conformidad con ello, sea a través de las hojas de firma de toda la vida o de sistemas de control más sofisticados, basados en la huella digital o un software de reconocimiento facial, la recogida y almacenamiento de datos relativos al cumplimiento de la jornada tiene que someterse a las condiciones y garantías que establecen el RGPD y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales –en adelante LOPDP-.Al igual que habrá que atender a esas mismas normas cuando el dispositivo permita además ubicar al trabajador durante la jornada de trabajo. Piénsese en los supuestos en que la falta de proximidad puede propiciar cierta relajación en el cumplimiento del horario, como, por ejemplo, los trabajadores móviles o a distancia. Partiendo de lo anterior, lo primero que hay que señalar es que para...

Protección de Datos sanciona a la Dirección General de la Policía por el caso Villarejo

El caso Villarejo se cobra una víctima más, en este caso la Dirección General de la Policía, que ha sido sancionada por la Agencia Española de Protección de Datos por no disponer de unas medidas de seguridad concretas en las bases de datos que fueron consultadas por dos policías (un subinspector destinado en la lucha antiterrorista y un agente de Seguridad Ciudadana de Granada) que ayudaban a Villarejo a conseguir información policial interna. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) inició actuaciones de investigación en relación con la información difundida en medios de comunicación sobre posibles accesos a datos de ficheros policiales del Ministerio del Interior, que denotaría un posible incumplimiento de medidas de seguridad sobre los citados ficheros. Diversos medios de comunicación publicaron información relativa al acceso a las bases de datos policiales ARGOS, SIDENPOL, Control de Hospedería y Entradas y Salidas de España por parte de dos policías que ayudaban a Villarejo a obtener información confidencial interna. Véase por ejemplo esta noticia publicada en El País el 21 de septiembre de 2018: «El caso Villarejo destapa la vulnerabilidad de las bases de datos de la Policía» El 22 de noviembre de 2018 la AEPD realizó una visita de inspección al Centro de Proceso de Datos de la Dirección General de la Policía en El Escorial con la finalidad de conocer el funcionamiento interno de esas bases de datos y las concretas medidas de seguridad implementadas. ¿Qué medidas de seguridad deben tener las bases de datos de la Dirección General de la Policía? Desde un punto de vista de la normativa de protección de datos, la disposición transitoria cuarta...

¿Es legal sancionar a un empleado utilizando un vídeo grabado por otro trabajador?

Las exigencias en materia de protección de datos relativas al uso de dispositivos de videogiliancia en el ámbito laboral no solo se aplican a las cámaras de seguridad que instale la propia empresa, sino también a cualquier grabación que pueda realizarse en el trabajo y que después sea utilizada para el control de los empleados. Es el caso, por ejemplo, del vídeo captado con el móvil por cualquier otro compañero de la plantilla. Así lo establece la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en una reciente resolución en la que impone una multa de 12.000 euros a una compañía que utilizó, para sancionar a un trabajador con 45 días de suspensión de empleo y sueldo, las grabaciones del móvil que le entregó otro empleado. El segundo, cansado de que su compañero dedicara su tiempo de trabajo a quehaceres personales y tareas ajenas a su propio empleo (reparar su moto, hablar por teléfono, etc.), decidió tomar pruebas de estos hechos y se las entregó a la dirección de la compañía, que actuó disciplinariamente. Según la resolución, aunque las imágenes empleadas no provengan de un equipo de videovigilancia instalado, “la finalidad es el control laboral a través de la recogida de datos con otro sistema similar”, por lo que “resulta de aplicación la normativa de protección de datos”. La AEPD subraya que, de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), al emplear la grabación de móvil, el empresario efectuó un tratamiento de datos con “efectos jurídicos en el seno de un control laboral”, eso sí, sin haber informado al trabajador sancionado ni de la recogida de sus...

Qué debes hacer para cumplir con la LOPDGDD en tus correos de empresa

Descubre cuándo es necesario el consentimiento del destinatario en comunicaciones comerciales por vía electrónica y la manera más segura de gestionar la información personal. Los envíos masivos de emails, cuando sean necesarios, deben hacerse de forma segura y usando la copia oculta para evitar difundir las direcciones de los receptores. La Lista Robinson, que ya cuenta con más de 850.000 personas registradas, debe ser consultada por quienes pretendan hacer una campaña publicitaria, cuando sus destinatarios no hayan dado su consentimiento inequívoco a tal fin, de forma que se pueda excluir de la misma a los inscritos en esta Lista, siendo gratuita para pymes y autónomos hasta las 30.000 primeras consultas al año. El tratamiento de los datos personales es inherente al desarrollo de casi cualquier actividad empresarial. Además, cómo se traten finalmente los datos, marca la diferencia, en términos de competitividad, entre las propias empresas. Es decir, la privacidad, además de entrañar importantes y nuevas obligaciones legales, también es un elemento competitivo de primer orden. Al objeto de proteger al ciudadano, tanto en términos de seguridad como de privacidad, el Gobierno aprobó a finales del pasado año la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD), que adapta la normativa europea al ordenamiento jurídico español. La LOPDGDD en las empresas Uno de los ámbitos que registra mayor incidencia desde la entrada en vigor de esta Ley es el de las empresas, que han tenido que modificar, entre otros aspectos, la forma en que estas se comunican e informan a sus potenciales usuarios y clientes, debiendo garantizar de forma proactiva...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies