Datos personales, seguridad y redes sociales

El gran hermano te vigila

El Gran Hermano te vigila

El gran Hermano te vigila’ – George Orwell
En Europa, las leyes sobre protección de datos de carácter personal son un freno para las necesidades de marketing de las empresas en general. Sin embargo, las redes sociales han añadido nuevos retos sobre la protección de dichos datos. Las adaptaciones hacia estándares de seguridad que permitan a los usuarios limitar qué o quién puede ver qué información sobre nosotros o sobre lo que publicamos, han venido por la publicación de normas específicas, ya que en origen todas las redes sociales fueron diseñadas sin tener en cuenta niveles de seguridad aceptables.

Las redes sociales más conocidas se acoplaron a las exigencias de las normas existentes sobre privacidad, control a la pornografía y fraude cibernético, entre otros aspectos, siempre por imperativo legal. No obstante, el usuario que accede a una red social se acoge a las políticas de cada plataforma y acepta la utilización de su información personal para los fines y usos que cada red establece.

La mayoría de los usuarios no son conscientes de la gran cantidad de datos personales que se entregan con la creación de un perfil o durante la interacción en la red, ni de los múltiples usos que hoy permite la tecnología. Una red social está capacitada para conocer, aparte de la identidad y la información básica de creación de la cuenta de acceso, datos como ‘lugar de acceso’, ‘tiempo de conexión’, ‘tipo de dispositivo’, ‘sistema operativo’ y ‘sitios web visitados’.

Toda ésta cantidad de información se utiliza para el diseño de campañas de publicidad contextualizada, que permiten segmentar los usuarios con sus gustos y hábitos personales.

Sepa que hoy en día Google o Facebook saben mucho más de usted de lo que su ‘consentimiento tácito’ les permitiría. Sin embargo, la percepción del usuario es otra.

Revise sus perfiles sobre privacidad, limite el acceso a la información de terceros. Y recuerde que si participa en cualquier concurso de Facebook o Twitter, estará facilitando mucha información a un tercero, en este caso la compañía que organiza el concurso. Aun así, tanto Facebook como Google, disponen de demasiada información sobre usted.

Si quieren privacidad, tiren su móvil y salgan de Facebook o de Twitter y busquen en Google siempre de manera anónima, o mejor, no busquen.

Leer la noticia completa

Si te ha parecido interesante, por favor comparte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR